jueves, 13 de abril de 2017

Cruzados, prejuicios, salvapatrias...




En estas Españas donde nunca aprendemos estamos llenos de cruzados, prejuicios y salvapatrias. No nos salva ni el apuntador.

Cada día entiendo más aquellos que dicen que somos un país de grandes personas (individuales) y desastrosos en lo colectivo.

No voy aquí a argumentar mi afición por los toros. Hay ríos de tinta de los que podría echar mano. Nunca consideraré que un animal tenga los mismos derechos que un hombre. Cuando digo nunca es nunca. Animalistas de tomo y lomo podrían coger su ejemplo y evitar ciertos comentarios que aparecen por las redes.

Ver a Castella en Castellón es un arte, un placer, como fumarse un puro junto a un amigo con el que pocas veces coincides.

Pero los salvapatrias, los que tienen la razón absoluta de lo políticamente correcto cualquier argumento les daría igual.

Cuando estudiaba un buen profesor me dijo que es difícil negociar o dialogar con aquel que antes de empezar ya dice lo que es "innegociable". Más que difícil es imposible. Cuando situamos nuestra moral por encima de la del otro será imposible dialogar, llegar a acuerdos o reconciliarse. Sumen a la Tauromaquia cualquier ejemplo cercano y sitúense en el mapa. Sí, estamos aquí, parece que la leyenda negra de los inquisidores, de derechas e izquierdas, está por encima de cualquier patria.

Los antitaurinos son verdaderos cruzados de la causa. Nunca respetarán y siempre acabarán sus frases y críticas con ilustres frases como "pareces un facha", "solo te falta votar al PP", "eres un asesino"... Y eso si te lo dicen de manera suave.

Existe una tendencia actual que se podría equiparar a ciertas tendencias totalitarias. Ser cruzado de algo te convierte en un ser, si no peligroso, porque para eso el adversario debe de tener a su vez miedo, sí integrista.

En mi experiencia por las redes uno se da cuenta de lo absurdo que puede llegar a convertirse cualquier aspecto de la sociedad o la cultura de un país. En Cataluña, mal que les pese a los antitaurinos, solo prohibieron los toros por haber adoctrinado a todo un país en que aquello era "foráneo", "español" y por tanto malo malísimo (los españoles nos comemos a los niños y les damos caramelos envenenados). En Euskadi, pueblo amante de sus tradiciones, es más complicado. Allí a un bilbaíno de pro será difícil castigarle sin toros. En cualquier caso, donde se dan las prohibiciones es más por "perroflautismo" que por necesidad identitaria.

Soy concejal de Ganar Híjar, eso que algunos llaman confluencia, y soy taurino. Pago por ver morir dignamente un animal que nunca será un ser humano. Ahora ya pueden volver a ponerme a parir, que a mí hace ya muchos años que me la suda.

.


martes, 11 de abril de 2017

EL TERUEL INTERIOR COMO PARTE DE LA ‘ESPAÑA VACÍA’.

 
 
 
 
 
 
 
 
1ª Charla Colectivo Sollavientos

Participan: Sergio del Molino (escritor y periodista), autor de “La
España Vacía”, uno de los mejores ensayos escritos durante 2016, , y
José Manuel Nicolau (ecólogo, profesor de la Universidad de Zaragoza.
Actuará de moderador del debate Víctor Guiu,(poeta,  profesor del IES
Matarraña de Valderrobres)

Previamente, entre las 18:00 y las 19:00 horas, Sergio del Molino,
firmará ejemplares de su libro La España Vacía, en la Librería Senda.
En la librería habrá una pequeña exposición de ilustraciones de Juan
Carlos Navarra, que han acompañado a lo largo de estos años los
artículos publicados por el Colectivo Sollavientos.

Resumen: Quizás es la primera vez que una persona, que podemos decir
urbana, además joven,  hace un ensayo  sobre “La España vacía” huyendo
del pesimismo llorón o de la arcadia feliz. Según palabras de Sergio
del Molino:  "Escribí el libro para que la gente que viaje a la España
vacía lo haga con las manos en los bolsillos (entiendo que con
criterio crítico) y no con las manos en la cabeza".
En ese intento de abordar  a comprender La España vacía desde la
racionalidad, sin olvidar  los sentimientos que nos unen a un pasado
muy reciente con nuestra identidad más cercana, dialogará con Sergio
del Molino José Manuel Nicolau, aportando la dimensión
físico-ecológica, como ecólogo e investigador vinculado con su tierra
Aragón.

sábado, 8 de abril de 2017

Luego se quejan

Cuando muchas veces comento en conversaciones familiares o de bar que la visión que se tiene del medio rural nunca es equilibrada, y que todo se ve desde un prisma urbanita, nadie parece hacerme caso, ni darse cuenta.

Cuando muchas veces comento que hay veces que da por el culo oír noticias, aguantar leyes, y soportar chistes, pocos parecen darse cuenta. Porque en este país el medio rural, salvo que los últimos libros y programas lo remedien, sigue siendo algo secundario. Los urbanos con su superioridad absoluta, y los rurales, con su hibridación acomplejada, lo hemos hecho así y no de otra manera.

En el Matarraña los empresarios turísticos clamaban al cielo contra la ley de turismo que quieren imponer desde Zaragón. Por lo visto los "técnicos" no se han dado cuenta que, en determinados lugares, no ha lugar que tengan que tener abierto el local 24 horas o dar un servicio imposible de soportar para un negocio familiar. Puestos a exigir, que exijan en Zaragón que cuando salgas al balcón huela a campo...

En las pequeñas cosicas, esas que llegan al corazoncito, también se denota un visión parcial de las noticias que llegan de la urbe. Me da la risa cuando los catalanes se quejan de los madrileños, cuando los zaragozanos se quejan de los no se cuantos, o cuando los del pueblo de al lado se quejan de la capital de la comarca. ¿Saben por qué?. Porque el ser humano actúa de manera similar dentro de sus circunstancias, particularmente jodiendo al vecino. Quiero decir. Zaragoza trata mal informativamente a Aragón. Barcelona trata mal informativamente al resto de Cataluña, etc, etc... Todos repiten lo mismo. Pero actúan igual.

El fin de semana pasado, en Aragón TV, salían dos noticias de estas que suelen resultar intrascendentes. Por una parte hablaban del concurso de tambores y bombos de Zaragoza. Celebraba su 42ª edición y le daban un buen tiempo de telediario. La locutora hablaba del concurso como el más antiguo. Y se quedaba tan ancha. Seguro que desde mi pueblo recibirá unas cuantas llamadas.

Otra noticia intrascendente hablaba de los nuevos gigantes de Teruel (capital).  Que si los amantes y si tapatín. Dando publicidad al encuentro de gigantes de Aragón, que hace muchos años que se celebra y que poca repercusión tiene cuando es en algunos pueblos pequeños. Precisamente este año es en Teruel, que tampoco se prodiga en asistir a estos actos cuando no es en su pueblo (ciudad).

Dos chorradas (las noticias culturales) y una cabronada (la nueva ley), que ponen de manifiesto que muchas veces no es cuestión de ser o no ser "llorones". Es cuestión de que uno acaba hasta los huevos.
.

miércoles, 5 de abril de 2017

Sollavientos, diez años hablando sobre Teruel





El Colectivo Sollavientos es una agrupación libre y desinteresada de personas que, desde hace diez años, trabaja por la protección del patrimonio natural y cultural, así como por el desarrollo racional y sostenible de la provincia de Teruel. Su objetivo general es promover una reflexión crítica e independiente que ayude a elaborar propuestas de futuro constructivas y realistas. El Colectivo, aunque sin personalidad jurídica propia, colabora estrechamente con asociaciones y entidades  que compartan objetivos y estrategias. Ha publicado unos 160 artículos en la prensa turolense y aragonesa sobre los más diversos temas, la mitad de ellos recopilados en un libro editado en 2015 (‘Teruel por sí mismo’, publicado por la Fundación Cultural del Bajo Martín), del cual adjuntamos un ejemplar. Asimismo, ha organizado varias jornadas de debate y mesas redondas, y ha estado presente en numerosos foros de debate y procesos de participación ciudadana.
El Colectivo Sollavientos organiza estas charlas-coloquio, con un propósito a la vez divulgativo y reflexivo, sobre la realidad turolense. Los temas de las mismas se ubican en el ámbito de la divulgación científica (geología, hidrología, climatología, física…), de la historia y patrimonio histórico-artístico, o de la problemática socio-económica de nuestros pueblos. Algunas de estas charlas son desarrolladas por miembros del Colectivo (profesores de universidad, investigadores y profesionales cualificados en cada caso), y en otras se cuenta con expertos no pertenecientes al mismo. Es nuestra intención continuar con esta actividad en el tiempo. Durante este año 2017, tienen una periodicidad trimestral. El programa incluye un total de cuatro charlas, dos para ser desarrolladas en los meses de abril a mayo de 2017, y las otras dos a lo largo en los meses de octubre y noviembre.
El coste de estas actividades es relativamente pequeño, puesto que todas aquellas desarrolladas por miembros del Colectivo Sollavientos no son remuneradas. Contamos con un apoyo económico de CAJA RURAL DE TERUEL (de 500 euros) que cubre la mayoría de los gastos de este año 2017.
Se desarrollarán en EL SALON DE ACTOS DE LA CAMARA DE COMERCIO DE TERUEL (Calle Amantes, nº 17 - bajo).  HORARIO: 19:30 A 21:30
El diseño del cartel divulgativo es una aportación altruista del ilustrador turolense Juan Carlos Navarro, también miembro del Colectivo Sollavientos.




PROGRAMA:

1ª Charla: 27 de abril de 2017. 19:30 HORAS

EL TERUEL INTERIOR COMO PARTE DE LA ‘ESPAÑA VACÍA’.

Participan: Sergio del Molino (escritor y periodista), autor de “La España Vacía”, uno de los mejores ensayos escritos durante 2016, , y José Manuel Nicolau (ecólogo, profesor de la Universidad de Zaragoza), que incorporará la dimensión físico-ecológica sobre las tesis que Sergio del Molino defiende en su ensayo. Actuará de moderador del debate Víctor Guiu,(poeta,  profesor del IES Matarraña de Valderrobres)

Previamente, entre las 18:30 y las 19:00 horas, Sergio del Molino, firmará ejemplares de su libro La España Vacía, en la Librería Senda. En la librería habrá una pequeña exposición de ilustraciones de Juan Carlos Navarra, que han acompañado a lo largo de estos años los artículos publicados por el Colectivo Sollavientos.


2ª Charla: 12 de mayo de 2017. 19:30 HORAS

LA MINERIA DE ARCILLA EN EL TERUEL INTERIOR.

Participan: José Luis Simón (geólogo, profesor de la Universidad Zaragoza) e Ivo Aragón (historiador, miembro de la Plataforma Aguilar Natural).
Expondrán los cambios sociales y físicos en el paisaje por la apertura de minas de arcillas en el Alto Alfambra.


3ª Charla: 5 de octubre de 2017. 19:30 HORAS

EL CHOPO CABECERO.
ENTRE EL BIEN DE INTERÉS CULTURAL Y EL ECOSISTEMA AGRARIO

Participa:      Chabier de Jaime Lorén (profesor del IES Valle del Jiloca, Doctor en Geografía)
Resumen:      El chopo cabecero es el producto del desmoche regular del álamo o chopo negro (Populus nigra), realizado secularmente para producir madera de obra, leña y forrajes. Está presente a lo largo de toda la Cordillera Ibérica, pero tiene sus principales poblaciones en el sur de Aragón. Estos árboles viejos conforman un paisaje característico y constituyen ecosistemas agrarios de gran interés ambiental. Son, por un lado, arboledas que forman parte, como el saber hacer que las ha originado, de todo un patrimonio cultural. Pero, por otra parte, son árboles añosos que ofrecen huecos y madera muerta a una compleja comunidad biológica que enriquece los agrosistemas.


4º Charla. 10 de noviembre de 2017. 19:30 HORAS

CERTEZAS E INCERTIDUMBRES DEL CAMBIO CLIMÁTICO
¿HEMOS DE TOMAR MEDIDAS?

Participan: Alejandro J. Pérez Cueva (geógrafo, profesor de la Universidad de Valencia) y Sergio Chueca (Doctor en Ciencias Físicas).

Resumen: Muchos científicos consideran que el cambio climático de origen antrópico es una realidad, mientras que otros consideran que es todavía una hipótesis, no una tesis totalmente demostrada. A pesar de esta incertidumbre, existen razones para tomar medidas ya, por un simple principio de precaución. La realidad es que no tenemos soluciones a corto ni medio plazo para el posible problema. Mientras tanto, el incremento de la temperatura de la atmósfera, la acidificación de las aguas marinas, o el deshielo del Ártico, son ya una realidad perniciosa. Ante los diferentes escenarios previstos (energético, población mundial, modelo económico…), hemos de preguntarnos, cuáles serán o serían los potenciales impactos en Teruel.

martes, 28 de marzo de 2017

Cazarabet conversa con... Ángel Marco, José Luis Simón y Víctor Guiu, del Colectivo Sollavientos, editor de "Teruel por sí mismo. Sollavientos en la opinión pública aragonesa (2007-2014)" (Fundación Cultural del Bajo Martín, Comuniter)

Fuente: Librería Cazarabet
http://www.cazarabet.com/conversacon/fichas/fichas1/teruelporsimismo.htm







El colectivo social y ecologista Sollavientos de Teruel muestra su opinión en el ejercicio de siete años, de 2007 a 2014.
Acaba de editar un libro con Ediciones Comuniter y con la Fundación Cultural del Bajo Martín para explicarnos cuál es su idiosincrasia desde el año 2007 y hasta el 2014…nada mejor que un libro que desde diferentes miradas y prismas plasma mejor que nada y que nadie qué es este colectivo y cómo y de qué manera luchan, en el día  a día, para hacerle un sitio a Teruel desde sus tierras y sus gentes…Este es un libro importante para Teruel y para la gente que, más o menos directamente, está implicada en su tierra…en esta tierra




Cazarabet conversa con Víctor Guiu:
-Víctor, el título que habéis elegido para este libro, para reunir un buen conglomerado, desde diferentes perspectivas de Teruel, dice mucho del carácter que tiene que tomar Teruel siempre…¿no es así?
-El carácter de Teruel es el que es. Se ha forjado durante siglos en una tierra dura donde había pocas posibilidades de desarrollar otro tipo de actividades que sí se podían hacer en otros lugares. A su vez Teruel son varios Terueles. El Teruel del interior, pero también el Teruel de las sierras, el del Bajo Aragón con su idiosincrasia propia, etc. ... El carácter lo hace la gente que vive en un lugar. El orgullo de sentirse de un lugar es una tontería, nadie elige donde nace, pero en el imaginario popular es algo de lo que nos servimos para identificarnos, socializarnos y buscar puntos identitarios comunes. 
Teruel, Cuenca o Barcelona, siempre se hace por sí misma, para bien o para mal. Es un título sugerente... supongo.
-Es que da la impresión que Teruel siempre debe ir buscándose el sitio como a codazos, debe ir reivindicarse….
-Las estrategias geográficas y políticas de los gobiernos españoles de los últimos siglos han dejado siempre de lado a algunos territorios. No sólo aquí, sino en todo el interior español y, me atrevería a decir, mundial. El medio rural era visto con una visión colonialista y en épocas predemocráticas poco se podía hacer contra eso. 
Con la irrupción de la democracia muchos creerían que eso cambiaría pero la visión cultural de lo "rural" siguió siendo la misma. 
Aún así tampoco cal que seamos victimistas. Reivindicarse es difícil también en el medio urbano, luchas contra elementos similares. La diferencia con el medio rural es que aquí conoces a tus amigos y a tus enemigos. Incluso te tienes que echar alguna cerveza con ellos en el único bar del pueblo. 
La conclusión, en mi opinión, es meramente estadística. Aquí estamos menos gente, y aún así estaría dispuesto a afirmar que, si contamos con la colaboración de los hijos del pueblo (empadronados o no) somos incluso más activos que en cualquier zona urbana de España. 
-¿Territorio y defensa del mismo sería aquello que unifica a todos los que estáis tras Sollavientos y detrás de cada una de estas reflexiones?
-No lo tengo claro. Seguro que cuando nació fue así, pues coincidió con ciertos riesgos que comenzaron a surgir en el Teruel Interior. Ahora estoy convencido que hay muchas visiones de Sollavientos y no sólo una. Desde los que estamos para no sentirnos cómplices de determinados atropellos (dudando incluso de que se pueda llegar a buen puerto) hasta los que piensan que por este camino se cambia el mundo. 
La palabra Territorio está muy gastada. Cualquier partido político o gestor está con el palabro una y otra vez. Pero hay muchos Territorios en uno. 
Para mí el territorio es como mi madre. No la eliges, pero te da la vida y después, con la edad, después de haberle gastado las mil, vuelves al regazo. 
-El paisaje de Teruel es muy característico más que en otros lares ¿Qué destacarías,  qué tiene de especial?
-El paisaje de Teruel no es ni más ni menos característico que en otro lugar del país. Como cualquier otro territorio administrativo es un invento que con el tiempo se convierte en elemento identitario. Quizás es su variedad de paisajes lo que lo hace interesante de cara a su potenciación exterior. 
Pero no siempre fue así. En épocas de hambre y de inviernos duros la visión no sería la misma para sus habitantes o para aquellos que debían abandonar su tierra natal porque no tenían el qué echarse a la boca. 
La visión de las cosas cambia con cada época.
Estamos en el siglo XXI y tenemos una visión de siglo XXI. Lo lamentable es aquellos que tienen la visión del siglo XIX para cambiar los problemas del siglo XXI. O aquellos que contemporaneizan la historia para amoldarla a sus gustos o proyectos.
-Del paisaje y de entre el paisaje destacaría "la cultura de las masías"… ¿qué nos puedes decir porque sí que debería ser un hecho bastante identitario de entre población versus paisaje?
-La cultura de las masías fue un hecho social, cultural y económico fundamental para la gestión del territorio turolense. Está claro que en el siglo XXI difícilmente tiene cabida esa visión, que además, como ocurría con las Torres en el Bajo Aragón, estaba sujeta a un sistema de propiedad muy representativo de aquellas sociedades. 
Como comentábamos antes el imaginario de aquellos hombres y mujeres era distinto del nuestro. Ahora los nuevos masoveros "turísticos" poco tienen que ver con esa visión. Y tampoco es la "panacea" para la repoblación y la gestión del territorio. Pero es la época que nos ha tocado vivir. Hay que intentar buscar los puntos medios y hacer valer los "valores" medioambientales de nuestro tiempo. Todo eso que algunos dicen que nuestros antepasados y las culturas ancestrales conservaban y vivían en armonía con la naturaleza es una gran mentira. Cuando el hambre o la presión de la explotación de los recursos llegaba al medio rural nuestros antepasados eran capaces de cargarse todo en poco tiempo. Tampoco eso lo hemos inventado nosotros. Pero nosotros tenemos conocimientos y herramientas que nuestros ancestros desconocían. De nosotros depende emplearlos o dejarlo todo a la "rogativa" de turno.
-¿Qué  puntos hay todavía pendientes, de manera constante, en territorio Teruel?
-Sin lugar a duda dos: la Educación y la Ordenación del Territorio.
La Educación porque es la única manera de cambiar los paradigmas de éxito urbano que posibilite  que no nos despoblemos. Si es que llegamos a tiempo.
La Ordenación del Territorio porque es necesario explotar nuestros recursos, pero con conocimiento. Nos vendemos por cuatro puestos de trabajo y no todo vale para el futuro.
-Las zonas mineras de Teruel, ¿deberían tener desde hace años un Plan B, alejado de la minería…una reestructuración total?
-Se supone que tenían un plan B. Pero ya ves. Se han gastado miles de Euros en proyectos, polígonos, incentivos… Y entonces  retomamos la contestación de la pregunta anterior. Sin educación ni ordenación del territorio todo que hagamos son gilipolleces. Respetables, quizás, pero gilipolleces.
-Recuerdo, desde el tiempo que llevo aquí, el incendio que desoló Majalinos…¿hay que aumentar la prevención frente a estos desastres?
-Hay que aumentar la prevención .pero teniendo en cuenta que vivimos en bosques mediterráneos y eso volverá a suceder. Hay que tener en cuenta a ingenieros forestales pero también a técnicos en medio ambiente y a gente que conozca el terreno. No vale el bosque sólo como recurso. El bosque es algo más. Tampoco vale la visión forestal de “tener el monte limpio”. Pero ¿qué es tener el monte limpio?. ¿Le pasamos una escoba?. Ordenación del territorio, una vez más.
-Tenemos mucho Patrimonio Natural, de manera directa y cultural-humano, ligado al territorio, pero parece que no lo estimamos o no lo reconozcamos.
-No creo que sea tan drástica esa afirmación. Aquello que se adapta a los nuevos tiempos triunfa e incluso se le da demasiada importancia. Aquello que no se ajusta a los tiempos va desapareciendo culturalmente de nuestra esencia. Si te fijas muchas fiestas y cultura vinculada a la religión ha desaparecido y, sin embargo, otras, como los tambores, se multiplican. Por qué, porque se ha adaptado sin darnos cuenta a los tiempos del folclore de masas, del folleto turístico y la pérdida de esencias en pro de otras. En el Patrimonio Natural sucede parecido. Es la educación en valores medioambientales que se ha hecho en las últimas décadas la que ha mejorado la visión de nuestro territorio. Ergo hay que revolucionar un punto más la Educación. La Educación es el pilar de nuestra pervivencia como rurales o de la muerte de nuestros pueblos.
-¿De quién es tarea incentivar con todo esto?; ¿Qué papel debería jugar la escuela, los institutos?
-La tarea es común. Pero tenemos partidos que quieren acabar con los ayuntamientos. Otros que hablan de los ayuntamientos como de sus cortijos. Otros que hablan como si fuera la Arcadia y fuéramos en pelotas comiendo manzanas. Por no hablar de los ayuntamientos como clientelismo. Aquí hay pocos votos. Nuestros representantes cercanos son quienes deben cambiar las tendencias en los partidos políticos que, por definición, son urbanos.
La escuela y los institutos son esenciales pero, claro, hay que reformar la Educación. Si la implicación del profesorado (y hablo en general) es venir a trabajar para irse a la ciudad y no interesarse por el resto de la comunidad estaremos siempre en las mismas. Hay pocos profesores vocacionales y el sistema de interinos hace imposible el desarrollo integral de la educación en el medio rural.
-¿Puede que sea, aparte de que la salud medioambiental , la despoblación uno de los principales problemas que debe afrontar , ya y de manera urgente, Teruel…?.¿Quiénes deben ser los principales autores en la lucha contra la despoblación?
-A lo largo de la entrevista creo que hemos ido dando en la clave de la Despoblación. La clave es la educación, y no solo en el medio rural, sino en toda la Educación de manera universal.
Los modelos urbanos son los que triunfan. La visión del medio rural sigue siendo la que es y sin embargo los políticos “cortacintas” están aún en el discurso decimonónico de las infraestructuras. Las infraestructuras reales para luchar contra la despoblación son las PYMEs. Pero aquí nos gustan demasiado las carreteares y las motos para darnos cuenta.
Además las grandes infraestructuras no solucionan el problema. NI los polígonos, ni las autovías.
Cuando hablo del problema de que la Educación es la clave me gusta citar siempre a un abuelo de Bordón que nos dijo un día, en relación a arreglar o no la carretera que iba al pueblo: “Si no arreglan la carretera no viene ni Dios. Si la arreglan mucho nos marcharemos todos”.
Ahora que estamos en campaña oiremos muchas tonterías. Lamentablemente gran parte de los pueblos de Teruel ya estarán muertos cuando decidan sentarse a hacer algo en vez de encargar estudios ni participaciones estúpidas.
Lo rural ha muerto: Viva lo Rural.




Ya en su día, hace unos dos años, nos pusimos en comunicación con el Colectivo Sollavientos para explicarles qué era…eran y son el grupo ciudadano más activo en esta zona o que nuestro parecer lo es sobre el tema de aquello de “ estar encima” de lo que le pasa a la salud ambiental de nuestra zona, se trata del Colectivo Sollavientos y dejamos que sean dos de las voces más activas dentro de este colectivo ciudadano que nos explique qué es y a que se dedica Sollavientos….Aquí va la conversación que mantuvimos en su día con dos de sus representantes: Ángel Marco Barea y José Luis Simón.
 Cazarabet conversa con Ángel Marco:
Explicadnos, ¿qué es Sollavientos y qué significa ser miembro de Sollavientos?
Sollavientos es un colectivo de personas que convergen en un interés por el medio rural del interior de Teruel, sus territorios más desfavorecidos, quizás los que tienen un futuro más difícil  en nuestro modelo socioeconómico actual, también los que  se ven amenazados con la explotación de sus recursos naturales por actitudes colonialistas por parte de las empresas  y de la propia administración, que debería velar por el interés general, también el de estos lugares apartados. Somos un grupo de personas al que  une un interés por que estos territorios turolenses adquieran protagonismo, por sus valores naturales, por sus valores culturales en todas sus facetas,  por sus paisajes y por sus habitantes.
Ser miembros de Sollavientos es encontrar  un espacio donde mostrar una identidad, de origen rural,  para muchos perdida, pero a la que no renunciamos. También  nuestra voluntad de encontrar un camino para un modelo de desarrollo  más justo e igualitario, respetuoso con las personas y el territorio.
Sollavientos pretende poner los conocimientos específicos y multidisciplinares de sus componentes al servicio de la sociedad turolense (gobernantes, asociaciones y gentes de a pie) con el ánimo de generar la reflexión y el debate en torno al modelo de desarrollo  aludido.
¿En qué andáis trabajando actualmente?
Nunca paramos en nuestro propósito de que el debate sobre estos territorios del Teruel interior esté abierto. Que se hable de ellos, como prueba de que resisten. Nuestro esfuerzo se centra en apoyar las iniciativas de las asociaciones locales, en ocasiones dándoles respaldo, en otras simplemente haciéndoles sentir que no están solas, que nosotros apoyamos su rumbo.
Como tema actual nos preocupan y ocupan los proyectos de investigación de ‘fracking’ en el Maestrazgo. Seguimos consternados por el desorden de las explotaciones de arcillas en el Alto Alfambra o de losas en el Maestrazgo y Gúdar.  Nos mostramos alerta ante proyectos de infraestructuras  hidráulicas , como la recientemente anunciada del río Bergantes o del río Alfambra en los Alcamines, donde las administraciones parecen mostrar que no han variado en su forma inadecuada de entender la gestión  de los ríos. Por otra parte nos preocupa la proliferación de parques eólicos que no respetan zonas de alto valor paisajístico o ecológico, la deficiente o inexistente restauración de terrenos sometidos a explotaciones mineras.
¿Sois algo más que una organización de defensa del medio ambiente, no? Explicadnos.
Somos una organización de compromiso con el territorio. Nuestro componente ecologista tiene mucho peso, pero nuestros objetivos desbordan lo medioambiental, puesto que atendemos con mucha devoción a nuestro variado patrimonio cultural, incluido el inmaterial. Así, muchos de nosotros, como colectivo o en proyectos particulares, trabajamos en el estudio, divulgación y puesta en valor del patrimonio paisajístico, geológico, hidráulico, histórico y cultural de nuestros pueblos, y colaboramos en la difusión de la cultura científica, medioambiental y humanística entre nuestras gentes.
¿La población está suficientemente concienciada con las diferentes problemáticas que nos rodean?
Una gran parte de la población está sensibilizada con los problemas de su territorio, con todo lo que pueda alterar el lugar que la identifica. Pero necesitamos aclarar que no basta con alejar los problemas  de nuestro sitio si es para trasladarlos a otro. Necesitamos un sentir  colectivo y global desde actuaciones locales, que nos permitan  alcanzar  un modelo social menos agresivo, menos competitivo y más sostenible.
¿Cómo y de qué manera se puede acercar un ciudadano al colectivo Sollavientos; con qué mentalidad o con qué ánimo?
Mantenemos abierto un blog: http://www.sollavientos.blogspot.com. A través de él  pueden encontrar nuestra dirección electrónica y hacer comentarios a nuestros artículos de opinión y ponerse en contacto con nosotros.
Solemos realizar dos reuniones presenciales cada año en pueblos del Teruel interior,  que incluyen  actividades abiertas y públicas, por las  se puede contactar con nosotros con ánimo natural y abierto.

Cazarabet conversa con José Luis Simón.
¿Cuál es el trabajo de Sollavientos?
Nos dedicamos a varias líneas de trabajo:
- Estudio y divulgación del patrimonio natural y cultural del "Teruel interior", particularmente en geología, hidrología, paisaje, vegetación, ecología, historia, arte...
- Defensa de ese patrimonio, mediante la denuncia de actuaciones negativas, alegaciones a proyectos mineros o industriales que puedan afectarlo...
- Reflexión, debate y opinión sobre problemas de dicho patrimonio, sobre aspectos demográficos y socieconómicos de Teruel, sobre sus modelos de desarrollo, etc. Todo ello, mediante artículos de opinión (habituales en Diario de Teruel, La Comarca y Andalán digital; ocasionales en otros medios), organización de charlas y jornadas de debate...
- Asimismo, tratamos de servir de enlace o aglutinante de otras asociaciones y colectivos de la provincia que persiguen fines similares a los nuestros. Con muchos de ellos mantenemos contactos asiduos y colaboración permanente.

¿Cuántos miembros integran Sollavientos y cuál es vuestra dinámica de trabajo?
Somos unos 40 miembros, la mayoría muy activos. Tenemos una reunión ordinaria cada semestre (primavera y otoño), cada vez en un lugar diferente y que aprovechamos para organizar en colaboración con algún grupo local, conocer aluna problemática de la zona... Aparte, mantenemos reuniones de trabajo sobre temas concretos aquellas personas que trabajan en los mismos, encuentros con otros grupos y con la administración, etc. Todo ello, además, con la conexión permanente que permite internet.
¿Qué problemáticas más acuciantes se ciernen sobre nuestro territorio?
La minería a cielo abierto acecha siempre, incluso en territorios donde no tiene ninguna implantación histórica y amenaza los paisajes y los usos tradicionales del territorio. Es un sector, en general, acostumbrado a campar a sus anchas y a esquivar cualquier tipo de regulación. Destaca sobre todo la minería de arcillas y la cantería de losas en el Maestrazgo y Gúdar.
Los parques eólicos están proliferando también sin ordenación ninguna y son una amenaza para el paisaje y los ecosistemas.
El "fracking" es un nuevo peligro que se cierne sobre nuestro territorio, un reto de dimensiones colosales, para no podría llevarse adelante de forma segura sin investigaciones preventivas muy minuciosas. No parece que las empresas que han solicitado permisos estén dispuestos a ser tan rigurosos...
La LAT de Mezquita de Jarque a Morella, con sus consecuencias e impactos; el fracking que amenaza a no pocos rincones de nuestra tierra; la presa sobre el Bergantes; el problema con las depuradoras que, aunque parezca mentira , muchos  pueblos todavía no depuran sus aguas…..¿cómo va viendo Sollavientos estas diferentes problemáticas y cómo las va afrontando?
Cada proyecto tiene su problemática particular. En casi todos los que nombras hemos intervenido de alguna forma miembros de Sollavientos. Siempre desde la reflexión concienzuda, desde los conocimientos técnicos que algunos de nosotros podamos tener de alguno de ellos y en colaboración con personas o grupos locales que nos han transmitido su preocupación por cada uno de esos problemas.

sábado, 25 de marzo de 2017

Mi Editor (D.G.A.)

No suelo corta-pegar textos de otros blogs, pero hoy me lo pedía el cuerpo. El Andy Warhol de Remolinos, mi colega el David Giménez, explicaba con tanto tiento y verdad como siempre, la filosofía que prenda en los verdaderos dinamizadores de la cultura de nuestro país.

David Giménez y Sergio Grao. Juntos cabalgan de nuevo...


http://enmediodelimperdible.blogspot.com.es/2017/03/mi-editor.html?m=1



llevo todo el día, y hasta ahora no había tenido tiempo.
quería decir:
ESTA TARDE HE QUEDADO CON MI EDITOR.
tiene los ojos azules y es un tipo serio y atractivo. toma vinos blancos y sabe lo que se hace. sabe que vamos a perder pasta y vender 200 libros. nadie ha planteado si vale o no vale la pena.
somos la parte indie de la edición
pues eso.