sábado, 13 de mayo de 2017

El sumiller de Queipo de Llano




(ya pues ir a comprarlo, co)


Decir que si no existiese David Giménez Alonso habría que inventarlo resultaría estúpido. Estúpido como decir que si no existiesen las páginas culturales de los grandes y pequeños medios no existiría la cultura. O que para ser ahora medio famoso aunque sea en tu pueblo tienes que tener tantos perfiles de páginas y redes de nombres impronunciables que da mucho por…  Quiero decir todo y no quiero decir nada.

David Giménez Alonso se maneja bien con su barca de versos por la ribera. Es su territorio natural. Ese y la nebulosa onírica que escribe, pace y piensa por las redes. Siempre hay que tener un ratico para echar un ojo, suavecito, por sus incorregibles textos lanzados al río.

David Giménez Alonso sabe muy bien tocar las maracas como Machín del siglo XXI que es. Y hay días que ese maraqueo bien sonante le lleva a cruzar el charco con un buen vino en sus manos, o echando un buen vino al parroquiano que lo ve y se pregunta: ¿de dónde habrá salido este tío?

A Andy Warhol seguro que algunos (no es mi caso) querrían inventarlo si no hubiese existido. Y si el Giménez hubiese nacido en Nueva York le daría sopas con honda al modorro del pelo blanco… ¿cómo te quedas?

Ser irreverente, gracioso y buena gente está al alcance de muy pocas personas. Que las cuatro perras que ganes, además, las reinviertas en amigos y conocidos para que tengan su pedacito de cielo en el Parnaso lo hace más único.

Cuando al Giménez le dio por escribir sobre el barbero de Hitler seguramente no sabía que alguno de sus lectores (o lectores secundarios, de los que retuitean o le dan al me gusta sin leer) no comprendería su cambio a los infiernos. En este país de verborrea rápida, cuando nos dan un arma somos de gatillo fácil. Cuando nos dan un ordenador (menos mal) se nos dispara la tecla.

Y en su repaso magistral por la historia contada por otros nos abre ahora la mente con un hombre olvidado que tenía muchas cosas que contar. Porque ser sumiller de Queipo de Llano no es cualquier cosa. Si el barbero de Hitler contaba con el pescuezo del genocida a su gusto, el sumiller tenía en su mano mandar al otro barrio a otro carnicero más famoso que, por su buen gusto con la patria, se entierra al lado de la Macarena como si aquí no pasase nada. Yo me imagino al general en la Ruanda de los años 90, y se hubiese puesto las botas. Y seguro que entonces también hubiese necesitado de algún sumiller.


En un país donde siempre se ha tomado a guasa casi todo, vivimos momentos duros donde lo políticamente correcto, por un lado; y lo casposamente correcto, por otro; nos llevan a algunos a llevarnos las manos a la cabeza constantemente. Y no, no todos somos nietos de salvadores de la patria de uno u otro bando, lo cual no quita para que la literatura, el humor y la sonrisa, nos hagan más libres…. Hasta que nos dejen.

martes, 9 de mayo de 2017

al poeta


(contra el hilo de su olvido; potente voz y tijeras de trapo)


“Al poeta rural, y esquivo,
y aunque oculto, ahí
(verso, pensamiento, vida, verso escrito.)

Olvídate zángano de mil “titulares”, sin sentido.

Entre todos los cruces de tus caminos = ventana abierta. Hola. Saludo.
Escuchando ríos y vientos= Y silencios sin encuentro.
Y encuentros de “blog”, abierto..

Lo cortante y aunque oculto dijo:
- siento os exhorto poetas de la medianía,
que viven, escriben y moran.

Anquilosados por fríos que no saben de fronteras, y calores de venas abiertas.
Y allí, si,  allí
Informo, predico, escribo.
“Blogueros” de los versos que beben del campo …

A vosotros.
que prendéis la mecha del verso suave que se sabe no leído.

A vosotros.
¿Si?. ¿Por qué?
¿Dónde estáis?.

Acaso os ocultáis debajo de una fría piedra,
apartada del camino.
….

Vestíos folklóricos imberbes.
¡¡¡ Vestíos!!!
¡Agradeced a la urbe el pan que os da!
(comed todos de él)
¡Agradeced a la urbe el papel escrito!
(la imprenta, el portátil, la salsa y el vino)
Y la tecnología, y la palabra.
¿De quién es la palabra?.


Agradeced a la Urbe, si,
Agradeced.

Y entonces dejad lo que estéis haciendo.
Escribid versículos trasnochados de “su” popular. Tenéis ese hueco.
Ahí os deja tierra yerma el Dios Cultureta,
Dominador, crítico, que nació desnudo, políticos, cencerros de oro…



Cazad el universo, Argonautas del futuro.

Gritad el verso.
Lanzadlo al aire con un pedaleo de tecla y clic.

Y aquel que escribe cemento.
Que predica lo bueno y lo malo,
que toma café en grandes avenidas.
Aquel que pinta en acero.
Y bebe las fuentes de lo extraño e inaudito.
Del correctismo-con-panfleto-y-Corte-de-chupatintas.
Aquel. Que escriba y  enrede…


Y desde aquí,  cuando abrimos infinitos. Alguien nos oye.

.

sábado, 6 de mayo de 2017

De cielos

 
Foto: Andrea Martínez


Los críos te sorprenden muchas veces si sabes escucharles.

A los críos les solemos contar una y otra vez las mismas historias que nos contaron a nosotros. Son historias compartidas, propias de nuestra cultura, de nuestros mayores, de nuestros antepasados.

A los críos pequeños les solemos contar que cuando uno muere se va al cielo. Es una frase hecha que a veces, muchísimas veces, tiene algo de poético, de improvisado y de aprendido.

Manuel tiene cinco años pero yo creo que lleva una especie de filósofo dentro. Lleva seis o siete meses dándole vueltas a eso del cielo. ¿Qué coño será? Se debe preguntar...

El otro día vino enfadado y me dijo. "Si nos vamos a ir al cielo... ¿para qué nacemos?".

Como ustedes comprenderán, es una de las frases sobre las que gira nuestro mundo, nosotros como seres humanos. Una pregunta que, salvo sorpresa, seguirá muchos siglos sin poder responderse.

Si nos vamos a ir al cielo, ¿para qué nacemos?

Qué difícil, qué humano, qué tierno, qué inquietante....ç

jueves, 4 de mayo de 2017

Crónica de la conversación en La España Vacía (Por Gonzalo Tena - Sollavientos-)


CRÓNICA DE LA 1ª CHARLA (“EL TERUEL INTERIOR COMO PARTE DE LA ESPAÑA VACÍA”)

Debutaba en el ruedo de la Cámara de Comercio, el madrileño afincado en Zaragoza, Sergio del Molino, tomando la alternativa de manos del diestro poeta de la tierra, El Hijarano, y despachando al morlaco “Literario” con una faena voluntariosa. Completaba la terna nuestro solvente veterano José Manuel Nicolau, “El del Agua Azul” que se lució con el capote ecológico.

Pero dejémosnos de coñas taurinas y vayamos al grano sintético del asunto.

Tras las presentaciones pertinentes, Víctor Guíu introdujo la sesión indicando que el “Gran Trauma” del éxodo rural tiene sendas lecturas: la de la persona que no ha abandonado su pueblo y la del urbanita.

Sergio del Molino (a partir de ahora, SdM) se reconoció lector de su propio libro, que no tiene tintes políticos ni académicos ni pretende ofrecer soluciones, sino que se trata de un ejercicio literario escrito desde la perspectiva del flâneur (paseante observador), que pretende comprobar cuáles de sus intuiciones son certezas. Recalcó la extrañeza de la “España vacía” (el 53% de su territorio alberga una bajísima densidad de población, “el mejor territorio para comunicarse con los dioses”, según Estrabón) en el contexto de Europa occidental, en el cual se da un hábitat disperso continuado donde suelen cobijarse escritores y artistas. SdM aludió a las catarsis que se producían en el turno de palabras de las presentaciones itinerantes de su libro, cuando las personas se expresaban con gran vehemencia.

José Manuel Nicolau (en la continuación, JMN), desde una perspectiva científico-ecológica y experiencia en territorios despoblados, nos recordó que la naturaleza está en cambio por el despoblamiento, ganando funcionalidad; el medio urbano soporta una crisis ambiental; en el agro, la agricultura y la ganadería intensiva generan serios problemas ecológicos;  el monte está en proceso de recuperación de la vegetación (naturalización o “asilvestramiento”). Nos dio a conocer la metáfora de “montes vestidos” y el vocablo “matorralización”, fenómeno que se está produciendo en las estepas. Proliferan algunas especies de fauna salvaje voluminosa: cabras, corzos, ciervos, jabalíes, en espera del lobo depredador. El caudal de los ríos ha experimentado un descenso del 20% por el consumo de agua de la vegetación,  se secan algunas fuentes y se producen incendios más devastadores. Se hace necesario que gente que viva en el medio rural gestione estos cambios naturales.

JMN hizo mención de las consecuencias económicas de la despoblación, del bienestar que nos proporciona la Naturaleza, ignorado por la alienación ecológica urbanita (¿quién se cuestiona la procedencia del oxígeno que respiramos, el origen del agua que bebemos y el de los medicamentos?)

A este respecto, SdM nos contó que había conocido en China a un antropólogo farmacéutico que había contactado con un chamán para obtener una planta antitumoral.  Abogó por la conexión entre la cultura oriental  y la nuestra.

JMN elogió al movimiento ecologista, dijo que España es la Reserva Natural de Europa y abogó por la implementación del I+d+i (investigación, desarrollo e innovación) en el medio rural. A continuación trajo a colación el tema del arraigo, atávico y emocional, adaptativo en origen (para SdM, paradójico y glorificado por la cultura pop: “nada es inmutable y el arraigo te liga a algo que percibes inmutable”). JMN añadió que la emigración es ancestral y que la individualidad es un invento de la Revolución Francesa.

SdM afirmó que la comunidad ya no existe en la ruralidad; sí los geriátricos. Agricultores de Guadalajara, residentes en la ciudad, se desplazan 50 km para trabajar.

Víctor Guíu aludió a la “despoblación cultural”, asumida por los adolescentes. En Zaragoza se organizan excursiones escolares a Puerto Venecia (shopping resort). Criticó las soluciones políticas que se están dando: circuito de automovilismo, autovías, etc.

SdM, que fue periodista del Heraldo de Aragón durante 10 años, dijo que el desarrollismo propugnado por Joaquín Costa hoy no es válido. El AVE vacía el espacio intermedio.

JMN recordó que en Sollavientos debatimos sobre proyectos. El medio rural necesita ayuda externa, también dinero e imaginación. Y que debe replantearse el modelo de poblamiento

SdM propone exigir una administración pulcra y precisa. Recuerda que J. Clos, ex alcalde de Barcelona, decía que el mundo rural no se puede sostener sin una renta per cápita general elevada.

Comienza el  turno de palabras para los asistentes, quizá demasiado breve. Se apunta hacia el juego de los políticos a la contra del medio rural. SdM cuenta que en Escocia existen planes efectivos de recuperación de pueblos. Afirma que el relevo generacional puede ser inmigrante.

JMN echa en falta la autocrítica del medio rural, desestructurado e incapaz de tomar decisiones sobre proyectos económicos.

Lucía Pérez defiende unas buenas infraestructuras y que se cuente con la gente de los pueblos. Cita una experiencia de desarrollo integral del valle del Nansa que está asentando población. Recuerda que los pobladores están guardando los pueblos.

El presidente de “Mijares Vivo” (Olba), presenta su asociación y nos dice que han constituido un grupo de Custodia del Territorio.

José Luis Simón califica el libro “La España Vacía…” como demoledor, cargado de frases negativas (“no tiene presente ni futuro…”), que quita las expectativas de autoestima de los habitantes rurales, que no están amargados. SdM se toma el envite como un elogio, por no haber despertado indiferencia y reconoce su tendencia “a ser cenizo”.

JMN reivindica la necesidad de un elogio de la vida rural (quizá una actualización del de fray Luis de León: “Qué descansada vida la del  que huye del mundanal ruïdo…”).

Otra persona, habitante de un pueblo de 1000 almas, denuncia la promoción del consumo y la concentración de la gente. SdM alude a los flujos capitalistas.

Otra voz, ligada a la librería Senda, se refiere a las sensaciones de las capitales pequeñas. SdM apunta que, incluso Salamanca, tiene poco poder demográfico.

Nueva intervención femenina concerniente al envejecimiento de la población y a la denostación y la mitificación de los pueblos. La administración electrónica podría vaciar más las zonas rurales. SdM aboga por la consecución de la banda ancha de internet.

Begoña Sierra, haciendo honor a su apellido, y su amiga, viven en Moscardón (40 habitantes). A pesar de quejarse de la administración y los servicios, reconoce vivir bien y propone hacer el medio rural atractivo. Le duele el calificativo de “vacía”. Inicia alusiones a los periodistas.

SdM dice que el periodismo conforma prejuicios y elogia los periodistas locales y de provincias.

Lluís Rajadell, del Heraldo  de A. denuncia que se les tilde de “banda de llorones y pedigüeños”

Poco más. Víctor despide el acto  con petición de un aplauso (cumplida) y con “si se nos cae la casa, se vuelve a levantar”.

Nadie salió a hombros del salón.

Gonzalo Tena Gómez

martes, 2 de mayo de 2017

Conversaciones en la España Vacía





Los amigos de Sollavientos lanzaban en su décimo aniversario un ciclo de charlas (4) que se van a desarrollar a lo largo de todo el año.

Empezábamos fuerte, con la presencia de Sergio del Molino, que hablaba de su ensayo "La España vacía", y la presencia de nuestro amigo José Manuel Nicolau, que iluminaba algunos aspectos de las consecuencias medioambientales que conlleva la despoblación.

Con una muy buena afluencia se fue abriendo el debate. Esperamos que sirviera para reflexionar y avanzar en algunos aspectos.

Buena compañía y un lujo pertecer al colectivo


En prensa:

http://diariodeteruel.es/2017/04/29/sollavientos-analiza-la-situacion-los-pueblos-traves-del-molino-micolau/


http://diariodeteruel.es/2017/04/30/sergio-del-molino-no-solucion-la-despoblacion-dar-respuesta-los-aun-viven-ahi/


domingo, 30 de abril de 2017

Adeu Valderrobres, os echaré de menos





Como decía la oda a la calabaza, tan recurrente en mi repertorio, os llevaré siempre en el corazón.

Os llevaré siempre en el corazón porque , aunque no lo habéis sabido  hasta el último día con vosotros, nunca había dado clase a nadie. Nunca había dado clase a nadie y he tenido la mejor suerte del mundo. La de tener a unos alumnos estupendos que dan clase en un instituto estupendo. Alguna vez me habéis sacado de quicio, e incluso ha habido que soltar, muy de vez en cuando, alguna palabrota.

Hemos intentado pasarlo bien en clase. No sé si lo hemos conseguido. La intención era que estuvierais atentos, que aprendieseis algo de Geografía y de Historia. Que tiene tela en estos tiempos donde cada vez somos menos responsables de todo y más tontos de nosotros mismos.

Siempre me recordabais que saber cosas no era importante, que para qué. Espero que de aquí a unos años, cuando estéis en el Pasapalabra y os digan, con A, cuál es la capital de Madagascar;o con M, qué rey murió antes del Compromiso de Caspe;  no me juguéis una mala pasada y os llevéis el premio gordo.

Alguno os daba igual la nota y los exámenes, los resúmenes, saber escribir. No os culpo. Con tanto tontolaba de youtuber y tanta pijada, andáis creyendo que el saber ocupa lugar y no tenéis hueco para él. Pero os equivocáis. Os equivocáis porque el saber os hará, si no más libres, al menos más críticos, más constructivos, más personas.

No esperaba estar con vosotros ni dos meses y casi aguanto todo el curso. Y sí, alguna lagrimica me ha corrido por la cara estos días, demasiadas para alguien como yo. 

No sabía cómo daros las clases, ni como organizar las actividades, ni qué vídeos poneros. Incluso no sabía cómo reprimirme para daros una colleja bien dada.

Quedará pendiente siempre ver juntos alguna peli, o que hagamos algún viaje más lejos del castillo.

Quedarán pendientes tantas cosas que no sé si podré recompensaros. Recompensaros por estar ahí, reíros, decidme alguna barbaridad, contaos una historia y que esa historia os llegue. Hablar de Aragón con una mano en el corazón.

Sois el futuro, mal que nos pese. En vuestras manos está que ese pequeño territorio del Bajo Aragón sea más grande, más culto, más esperanzador de aquí a unos años.

Siempre que se nombra a algo o a alguien te dejas muchas cosas en el camino, y es injusto. Espero que os sintáis representados todos con estas palabras.

Los poemas de Arman. Omeveigues y Los Draps en la clase del A, mientras descubríamos el mundo con alguna canción de Ixo Rai o de Barricada, que de todo hay que aprender en esta vida. Las petardas en la puerta de los baños, la parejita contándose sus chismes aunque estuvieses hablando de Bizancio con toda la pasión del mundo. Llenar el Lago Baikal a garrafas. Descubrir algún lugar donde no haya estado Pablo. Los flequis y sus cafés en Casalduc (os pillé al final granujas). El trío calavera (S,B.M). Los trivials en el B (qué pesadicos con las notas). "I don´t know". Irlanda, India, Kazajistán, Holanda, Bulgaria, Rumanía, Mauricio, Colombia... Arnes y Horta....

Despierta Ricard, Miguel espabila. Qué tal el ganao Mario?. Andrei calla. Albesa, te dejo de encargao y no me la líes. Aya, ´¿aún no vale?.  La pareja de la Corona, uno carnívoro y la otra vegetariana.

No sé cuánto tiempo pasará, ni si me volveré un carca. No sé si esta será mi profesión de aquí a unos años. No sé si cuando nos encontremos dentro de un tiempo nos acordaremos de las mañanas de frío en manga corta o de los bocatas de Aksel.

Espero que hayamos aprendido un poco. Aprendido a ser personas.

Espero que el mundo os de mil oportunidades y que cuando os estrelléis, que lo haréis continuamente, os levantéis del suelo como si nada y penséis que vivimos en una tierra hermosa. Que vivimos en un tiempo hermoso donde todo el futuro está por descubrir.

Os echaré de menos zagales.


.

jueves, 27 de abril de 2017

"La España vacía" toma la palabra en Teruel



Sergio del Molino,  presentará su ensayo “La España Vacía” dentro del ciclo LAS CHARLAS DE SOLLAVIENTOS: Colectivo Sollavientos, diez años hablando sobre Teruel.

El próximo jueves día 27 de abril a las 19:30 horas tendrá lugar en el salón de actos de la Cámara de Comercio de Teruel, la charla “El Teruel interior como parte de la España  vacía” que, moderada por Víctor Guiu (poeta,  profesor del IES Matarraña de Valderrobres),  contará con la presencia de dos destacados ponentes:  Sergio del Molino, escritor y periodista, autor de “La España Vacía y José Manuel Nicolau, ecólogo, profesor de la Universidad de Zaragoza.
Previamente, entre las 18:30 y las 19:15 horas, Sergio del Molino, firmará ejemplares de su libro en la Librería Senda de Teruel,  donde habrá una pequeña exposición de ilustraciones de Juan Carlos Navarro, que han acompañado a lo largo de estos años los artículos publicados por el Colectivo Sollavientos.

Esta cita será la primera del ciclo LAS CHARLAS DE SOLLAVIENTOS: Colectivo Sollavientos, diez años hablando sobre Teruel, organizadas por el Colectivo del mismo nombre con el apoyo de Caja rural de Teruel.

En un momento en que parece casual que en todos  los medios de comunicación se hable sobre despoblación, mientras diferentes entidades e incluso el propio Gobierno de Aragón (en  proceso de elaboración de unas  directrices contra la despoblación) y el Gobierno de la España (mediante la  creación del  Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico) se pongan manos a la obra para intentar atajar este problema, parece posible pensar que  quizá esa  casualidad no exista o tenga mucho que ver con la publicación del ensayo de Sergio del Molino.  Ya que quizá sea la primera  vez que una persona, que podemos decir urbana, además joven, hace un ensayo  sobre la España poco poblada huyendo del pesimismo llorón o de la arcadia feliz. Según palabras de Sergio del Molino: "Escribí el libro para que la gente que viaje a la España vacía lo haga con las manos en los bolsillos (entiendo que con criterio crítico) y no con las manos en la cabeza".

La España vacía ha sido leído por más de 50.000 lectores (va ya por su novena edición) y recibido importantes premios, como el del Libro del Año otorgado por el Gremio de Libreros de Madrid.  Y, por fin, un año después de su publicación, los turolenses podrán escuchar a su autor, Sergio del Molino, en ese intento de comprender La España vacía desde la razón y el sentimiento;  en un diálogo con  José Manuel Nicolau, que aportará la perspectiva ecológica de las causas y consecuencias, en  un interesante contrapunto.


El Colectivo Sollavientos organiza estas charlas-coloquio, con un propósito a la vez divulgativo y reflexivo, sobre la realidad turolense. Los temas de las mismas se ubican en el ámbito de la divulgación científica (geología, hidrología, climatología, física…), de la historia y patrimonio histórico-artístico, o de la problemática socio-económica de nuestros pueblos. Algunas de estas charlas son desarrolladas por miembros del Colectivo: profesores de universidad, investigadores y profesionales cualificados en cada caso. 

miércoles, 26 de abril de 2017

En estos días

En estos días del libro, me acerco como un asteroide perdido entre títulos, autores y alparceros que alparcean en los montones desordenados.

No recuerdo cuándo, pero no mucho antes de los 15, quise coleccionarlos, tocarlos, olerlos e... incluso, cuando me da, leerlos.

En estos días perdidos de entretiempo, cuando a las mujeres les cuesta elegir la ropa, yo me descamiso y observo pasar la vida mientras aumentan las Xs de mis camisetas.

Y llegará la oropéndola volando sus moras a buscar.

Y entonces acapararé las cosas que tengo por hacer y decidiré, seguramente, no hacer ninguna...

.